miércoles, 24 de octubre de 2012

If I lose you now...


+ Si tienes delante a un gilipollas que no te valora, no sirve de nada...

- Pero era MI gilipollas...

+ Tú lo has dicho. ERA. Y no lo merece más.

- Pero yo le quiero.. Confiaba en él. Me dijo que todo se arreglaría. Y ha salido huyendo. ¿No merezco la pena? ¿No soy alguien por quien merezca la pena luchar? ¿Por quien merezca la pena dejar de hacer algunas cosas?

+ No merece la pena ÉL. No se dan falsas esperanzas. Porque no se tienen los huevos de decirlo a la cara. Es mejor así. Por texto. Sin que te vean la cara ni te escuchen la voz. Eso es de cobardes.

- ¿Por qué todo ha terminado así? ¿No soy lo suficientemente buena? ¿Qué hice mal? ¿Por qué me dejó así? Ni siquiera me lo dijo a la cara. ¿Es porque no luché? Me dijo que todo mejoraría... Que todo saldría bien...

Mentiras.

- Me dijo que me quería. Que le había roto los esquemas. Que sin mi no era tan bonito. Yo le quería. Dios si lo quería...  Ni siquiera se preocupa... Por qué.. Por qué me dejó si soy tan genial como aseguraba... No lo entiendo... Si yo le quería, y el me quería...


¿Es que fui sólo un antojo? ¿Una cara bonita y ya está?

domingo, 21 de octubre de 2012

¿Qué?

Noto la vibración de los raíles bajo los pies. ¿Qué es esto? ¿Melancolía? ¿Yo? Al mirar por la ventana solo veo oscuridad, y el reflejo de una pobre chica paliducha y extremadamente delgada devolviéndome la mirada. Solo leerte me duele. Solo recordarte me mata. Es todo tan simple y tan complicado a la vez.. De lo que una vez fui solo queda el recuerdo. Ese recuerdo que me quema por dentro y me persigue allá donde vaya. Por qué. No quiero. 

Tan solo quedan dos paradas, bajaré del tren, y volveré a colocarme mi máscara. Mi armadura. Tengo el vagón sólo para mi.

Hoy he hecho muchas cosas, ha sido un día muy bueno. Y he estado feliz. Y me he olvidado de ti. Pero tu no estabas. Me mata. No lo soporto. Pero la vida sigue, ¿no? 

Como dijiste tu, el refugio es el secreto que mejor se debe guardar, pero, ¿ a dónde voy yo? ¿Cuál es mi refugio? Y sí, te leo. Sabes que me muevo mejor desde las sombras.

Me queda poco tiempo ya. Estoy a punto de llegar a mi parada. Y volveré a ser la misma. Sonrisa, brillo en los ojos y seguridad al andar. Pero ahora solo estamos yo y mis recuerdos en este vagón de tren. Yo y el traqueteo del vagón sobre las vías.Unos minutos y todo volverá a la tediosa monotonía que tanto odio. En fin. La vida es así.

Sólo espero no derrumbarme delante de nadie. La pena me da asco, y si soy yo la que lo doy, me doy asco a mí misma. Solo espero que esta decisión sea la correcta...



Aunque esto sólo son pensamientos sin sentido escritos en una libreta...